imagenacion.com
Pepi Pallarés, cuidadora; Nuria Albacar, coordinadora del proyecto, y Mónica Mulet, enfermera del CAP Baix Ebre, muestran la aplicación Cuidadoras cronicos.
Ampliar
Pepi Pallarés, cuidadora; Nuria Albacar, coordinadora del proyecto, y Mónica Mulet, enfermera del CAP Baix Ebre, muestran la aplicación Cuidadoras cronicos.

Diseñan una aplicación móvil para fomentar la buena salud mental de las cuidadoras

miércoles 29 de enero de 2020, 09:00h
Las aplicaciones móviles son una herramienta útil para complementar las medidas terapéuticas presenciales, y en el mundo de la Enfermería queda aún mucho camino por explorar. Uno de los últimos ejemplos del potencial que las nuevas tecnologías representan en el ámbito de la salud es la aplicación móvil Cuidadoras cronicos , diseñada por un equipo interdisciplinario liderado por el Departamento de Enfermería de la URV con la colaboración del Departamento de Ingeniería Informática y Matemáticas, que ha desarrollado la parte tecnológica de la aplicación

El objetivo de esta aplicación es favorecer la salud mental positiva de las personas que cuidan de un enfermo crónico, una tarea que representa un alto nivel de estrés para el cuidador y que a menudo le acaba provocando problemas de salud, tanto físicos como psicológicos.

Los investigadores han diseñado el contenido de la aplicación a partir del decálogo de la Salud Mental Positiva de María Teresa Lluch , catedrática de Enfermería Psicosocial y Salud Mental de la UB. Así, la aplicación se pone en marcha cada día a la hora establecida por la usuaria con una frase motivadora. Después se suceden diversas actividades que interpelan la cuidadora a evaluar su estado de ánimo emocional ya reflexionar sobre todo lo positivo y de enriquecimiento personal que representa cuidar de otra persona.

"Hemos comprobado que las personas cuidadoras han sentido más acompañadas con la aplicación y que esto ha incidido positivamente en su bienestar biopsicosocial", explica Nuria Albacar, profesora de Enfermería del campus Terres del Ebre de la URV y coordinadora del proyecto junto con la también profesora Carmen Ferré.

"Para mí, poder utilizar esta aplicación fue como un soplo de aire fresco en un momento de mucho calor", explica Pepi Pallarés, una de las cuidadoras que ha participado en el proyecto. Pallarés lleva 12 años cuidando su madre, en Tortosa, y ha tenido que dejar prematuramente el trabajo para poderse dedicar al 100%. "Las personas mayores son muy absorbentes y esto hace que las cuidadoras nos sentimos a menudo muy solas y aisladas. A mí la aplicación me ayudó a verlo todo de manera más positiva ", añade.

La Ludificación es un componente clave de la aplicación: para hacerla más atractiva se creó el personaje de la TIVA -el nombre proviene del concepto Salud Mental Positiva y está inspirado en una cebolla-. Las usuarias consiguen puntos si participan en las actividades propuestas y la TIVA se va transformando.

Prueba piloto y ensayo clínico

A la hora de desarrollar este proyecto, primero se hizo una prueba piloto para valorar la usabilidad de la herramienta y luego un ensayo clínico con un total de 108 cuidadores en diferentes zonas del país (Tierras del Ebro, Campo de Tarragona y Barcelona). La mitad de estas cuidadoras utilizó la herramienta y la otra mitad no, para hacer una comparativa entre los dos casos. Los primeros resultados apuntan a que esta herramienta ha mejorado el estado de ánimo de las cuidadoras. Así, según las conclusiones preliminares las frases motivadoras sirvieron para incrementar su bienestar mental, y 100% de las cuidadoras que participaron en la prueba recomendarían la aplicación.

"Las personas cuidadoras necesitan mucho apoyo, y herramientas de este tipo son de mucha ayuda", afirma Mónica Mulet, enfermera del CAP Baix Ebre que ha participado en el proyecto. Concretamente, ella tuteló 10 cuidadores que usaron la aplicación y 10 que no. "La mayoría se mostraron muy satisfechas", señala. "Es interesante que los profesionales enfermeros prescriban y recomienden entornos online apropiados y fiables como complemento a las medidas terapéuticas presenciales que realizan habitualmente", apunta Albacar.

Una vez comprobada la efectividad de esta herramienta, el siguiente paso es inscribirla en el registro de la propiedad intelectual "para proteger la idea y valorar si se puede comercializar", señala María Ferré, del departamento de Ingeniería Informática y matemáticas de la URV y miembro del grupo de investigación Smart Health de la URV. "Este es un terreno aún muy virgen, de ahí que sean interesantes todas las iniciativas que vayan surgiendo", señala Ferré, que precisa que la construcción y programación de la app fue a cargo de dos estudiantes del grado de Ingeniería Informática de la URV y les sirvió para desarrollar su Trabajo de Fin de Grado.

Esta aplicación es la continuación del proyecto web www.cuidadorascronicos.com que se puso en marcha en 2015, como herramienta de apoyo y de intercambio de experiencias para personas cuidadoras y que también lideró un equipo de la URV. El proyecto de la app Cuidadoras Cronicos ha contado con el apoyo del Fondo de Investigación en Salud del Instituto Carlos III y ha sido cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. También forman parte del equipo interdisciplinario los grupos de investigación en Enfermería Avanzada y Smart Health de la URV y personal sanitario del Instituto Catalán de la Salud, la Universidad de Barcelona, la Universidad de Alicante, la Universidad de Jaén y el Campus Docente San Juan de Dios.

Las patologías crónicas suponen el 80% de la mortalidad y representan el 50% de los gastos del sistema sanitario. Los cuidados informales son el recurso más utilizado por las personas mayores y dependientes, que en un 79% de los casos son cuidados por familiares con una media de 5 horas diarias de dedicación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios